"Estuvimos vomitando, se le caía la piel": cada vez más instagrammers se bañan en aguas tóxicas sin saberlo

Hay un problema con esas fotos de playas paradisiacas que ves en Instagram: muchas (por no decir la mayoría) tienen los colores saturados para que el agua se vea especialmente turquesa. Si ves una playa turquesa en la vida real y no estás en el mar caribe, comprueba que sea segura antes de darte un chapuzón.